El legislador presentó la iniciativa para prohibir parquímetros y cobro de estacionamiento en centros comerciales que afectan la economía de los ciudadanos.

En sesión ordinaria el legislador Miguel Ángel Covarrubias Cervantes presentó la iniciativa para reformar y adicionar diversas disposiciones de la Ley de Asentamientos Humanos, Ordenamiento Territorial y Desarrollo Urbano de Tlaxcala con la finalidad de abordar un tema de beneficio colectivo, en relación al servicio de estacionamiento en plazas y centros comerciales.

Al respecto, el Congresista señaló que esta inquietud nace de los tlaxcaltecas, ya que el estacionamiento en establecimientos comerciales carece de regulación, así como tarifas fijas, lo que genera abusos en las cuotas que los ciudadanos deben pagar.

“Como legisladores tenemos la obligación de incrementar los beneficios sociales, económicos y de toda índole para los consumidores, por ello, a través de esta iniciativa se plantea integrar en nuestros ordenamientos legales la obligación de que los titulares que operen estacionamiento para sus clientes sea de manera gratuita y no con un fin lucrativo”, puntualizó.

Sumado a esto, Covarrubias Cervantes señaló que la existencia de parquímetros no ha  reducido el número de autos que se estacionan en las calles y que invaden banquetas, camellones y pasos peatonales; y sólo han provocado molestias en los ciudadanos por los abusos de las empresas concesionarias cuando realizan inmovilización de vehículos y cobro de multas exageradamente altas.

“Los parquímetros no solucionan el problema del tránsito e incluso se han convertido en una fuente de ingresos extra para los municipios, pero en los que nadie conoce el uso y destino de los montos recaudados, los ciudadanos no observan un beneficio tangible ni mejora en las condiciones de la vía pública e infraestructura”, aseveró.

Finalmente, el legislador señaló que esta iniciativa tiene como finalidad establecer que ninguna autoridad estatal o municipal pueda aprovechar por sí mismo o concesionar a particulares el uso y disfrute de la vía pública, principalmente para que los ciudadanos estacionen sus vehículos en completa libertad y únicamente en los lugares previamente autorizados, donde no se afecte el libre tránsito.