El gobierno federal ofrecerá respaldo a las acciones de rescate a la industria petrolera nacional durante la primera mitad de la administración, de tal manera que se alcance una producción superior a 2 millones 600 mil barriles diarios de petróleo hacia el fin de la administración, momento en el que Pemex podrá fortalecer a México.

Al presentar el Plan de Negocios 2019-2023 de Petróleos Mexicanos (Pemex), el presidente Andrés Manuel López Obrador recordó que nuestro país concluyó una etapa que dejó como saldo una industria petrolera en ruinas con riesgo de crisis mayor por el descenso en la producción hasta un millón 650 mil barriles con tendencia a la baja

Por ello, la intervención del Gobierno de México en torno al rescate de la industria petrolera se detalla en el Plan de Negocios Pemex 2019-2023, aprobado por unanimidad el día de ayer durante la sesión ordinaria del Consejo de Administración.

El primer mandatario informó al pueblo de México:

“En esencia consiste en seguir apoyando a Pemex en los primeros tres años de gobierno con presupuesto y reducción de impuestos para que tenga recursos, pueda invertir, y en los últimos tres años del gobierno, ya con más producción, con los excedentes que se van a obtener, Pemex va a contribuir al desarrollo de México.

“Tres años para rescatar a Pemex y que aumente la producción, y tres años para destinar inversiones al desarrollo nacional, sembrar el petróleo.”

Una nueva visión en materia energética

Durante su intervención, el director general de Pemex, Octavio Romero Oropeza, informó que durante la sesión del Consejo de Administración también fue aprobado el presupuesto 2020, por lo que se enviará a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) para su inclusión en el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) del próximo ejercicio fiscal.

Dijo que el Plan de Negocios “muestra la nueva visión estratégica de la empresa en línea con la política del Gobierno de México en materia energética y de desarrollo económico”.

Expuso que el punto de partida fue un diagnóstico que dio cuenta de la caída en la producción petrolera durante los últimos 14 años por más de 1 millón 800 mil barriles, cifra que ha empezado a revertirse con un ligero repunte.

Inversión será para explorar aguas someras y terrestres; se duplicará exploración

Destacó que se dará un cambio en las políticas de inversión de la empresa, en vista de que no produjo un solo barril orientar los proyectos hacia aguas profundas.

“Ahora nos vamos a concentrar en el desarrollo de aguas someras y áreas terrestres, lo que nos va a permitir, dado sus menores costos, duplicar la actividad exploratoria con los mismos recursos.”

Romero Oropeza agregó que la caída en la producción petrolera estuvo acompañada por mínimos históricos en refinación y que “en sólo tres años, de 2013 a 2016, la deuda de Pemex se duplicó al pasar poco más de un billón a más de dos billones de pesos”, por lo que ya suma una década que la empresa presenta déficits financieros.

Pese a lo anterior, “es relevante señalar que la principal variable que determina dichos resultados es la elevada carga fiscal de la empresa”, de tal manera que los tres grandes problemas de Pemex son: la elevada carga impositiva, la deuda y los bajos niveles de inversión.

Pemex se libera de carga impositiva; se presentará reforma a la LIH

Por ello, el primer componente del Plan de Negocios es el apoyo del gobierno federal al haber anunciado, mediante decreto, un cambio en el régimen fiscal de Pemex. Esto le permitirá contar con recursos para inversión, de acuerdo con Romero Oropeza:

“Cabe señalar que, como una primera medida para este año 2019, se amplió el beneficio fiscal en el pago de los derechos de producción de petróleo a través de la publicación de un decreto que resultó en un beneficio del orden de 30 mil millones de pesos para este año.”

Con ello, los tres primeros años de la administración, el gobierno federal apoyará a Pemex en un proceso de transición. La segunda mitad será Pemex “quien apoye al gobierno federal para financiar el desarrollo y el crecimiento económico de nuestro país”.

Esta medida se acompañará con una iniciativa de reforma a la Ley de Ingresos sobre Hidrocarburos que plantea reducir del 7 al 4 por ciento la tasa del Derecho de utilidad Compartida (DUC) entre 2020 y 2021.

Se logra equilibrio presupuestario para 2021

Otras de las acciones consideradas en el Plan de Negocios se refieren al incremento en la producción de aceite y gas acelerando el desarrollo de nuevos yacimientos; incrementar el factor de recuperación de campos maduros; recuperación gradual de la capacidad de refinación conforme aumente la inversión en la construcción de la refinería Dos Bocas, entre otras.

El titular de Pemex señaló con esta estrategia integral, Petróleos Mexicanos logra su equilibrio presupuestario en el año 2021. En el mediano plazo y en largo nuestro país se beneficia por mayores transferencias de ingresos petroleros a la Hacienda pública federal.

El presidente López Obrador señaló:

“Me siento muy satisfecho, muy seguro, porque se ha actuado bien en el rescate de la industria petrolera y estamos optimistas; a pesar de que nuestros adversarios quisieran que nos fuese mal en esto y en otras cosas, se van a quedar con las ganas porque vamos bien.”

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *