El Presidente del Comité Directivo Estatal (CDE) del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Roberto Lima Morales, se sumó al llamado del dirigente nacional, Alejandro Moreno Cárdenas en el sentido de exigir mayores recursos para el campo en el Presupuesto del 2020.

En breve entrevista, y luego de manifestar una legítima preocupación debido a que en la propuesta de gasto del gobierno federal se ajustó drásticamente y a la baja el monto destinado al sector, al disminuir más de 30% los recursos en comparación con el de 2019, llamó a los distintos partidos políticos de oposición y a la sociedad en general a trabajar juntos en beneficio de un sector que está siendo olvidado en el nuevo gobierno federal que encabeza Morena.

En ese sentido, sentenció que desde Tlaxcala y en los 32 Comités Estatales en coordinación con el CEN del PRI, defenderán con firmeza al campo, y sostuvo que de no ampliarse el presupuesto para el campo, será responsabilidad exclusiva de la bancada de Morena en el Congreso de la Unión.

El presupuesto que se propone para el 2020 a los programas con impacto productivo de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER) se reduce de 65 mil 434.9 millones de pesos en 2019, a 46 mil 235.1 millones.

De no corregirse ésta propuesta, el país enfrentará una pronunciada caída de la producción agropecuaria y un marcado desequilibrio en la balanza comercial agropecuaria, así como, una disminución en los ingresos de los productores rurales, además de deteriorar las condiciones de vida y estabilidad social en el medio rural.

LOS NÚMEROS:

  • A la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural se le redujo su presupuesto en un 29.33% en comparación con el 2019.
  • A la Secretaría de Desarrollo Agrario Territorial y Urbano sufre un recorte de 8 mil millones, al pasar de 19 mil millones en el 2019 a 11 mil en el 2020.
  • Reducen los fondos a la agricultura, la pesca y la ganadería.
  • Los recursos para el fomento a la agricultura se le recorta el 96.53%, casi todo el presupuesto.
  • Al programa de apoyos a la comercialización de los granos básicos del país le asignan un presupuesto de 129 millones, lo que significa una reducción del 98% comparado con el 2019.
  • El Programa de Precios de Garantía a Productos Alimentarios Básicos lo aumentan a 10 mil millones de pesos, pero los productores sinaloenses por ejemplo, no pueden acceder a este programa, porque el límite establecido es máximo 5 hectáreas de riego y 20 toneladas, por lo que la mayoría de los agricultores quedan fuera.
  • Al programa de fomento a la productividad pesquera y acuícola se le recorta un 51%. Pasando de 1,217 millones que tuvo en el 2019 a sólo 593 millones en el 2020.
  • Al programa de crédito ganadero a la palabra se propone una reducción del 75% pasando de 4 mil millones en el 2019, a mil millones en el 2020.
  • En el sector agropecuario se dejan 20 programas sin recursos entre los más importantes se encuentran: Agromercados Sociales y Sustentables; Investigación, innovación y desarrollo tecnológico agrícola; Mejoramiento productivo de suelo y agua; Paquetes productivos Pesqueros y acuícolas; Programa de concurrencia con las entidades federativas; Programa de Fomento Ganadero; Desarrollo productivo del sur sureste; Fortalecimiento a la cadena productiva; Sistema Nacional de Investigación agrícola; Energías renovables, Adquisición de leche a productores nacionales, entre otros.
  • A todos estos programas y otros no se les asigna ningún recurso.